info@puravidaquiropractica.com

(+34) 93 265 05 93

C/ Bruc 71, Bajo - 08009 - Barcelona

SORSI

Galardonado con el premio anual CHIROPRACTIC 2016 SORSI AWARD
por su trabajo con el avance de la Quiropráctica en Europa


Evita las 8 causas más frecuentes del dolor de espalda

El dolor de espalda a veces proviene de la acumulación de malos hábitos o posturas, evita las 8 causas más frecuentes.

Consejos para disminuir los efectos:

 

Un sorprendente estudio realizado por la Asociación Británica de Quiropráctica indica que dos de cada tres de nosotros hemos sufrido dolor de cuello o de espalda antes de los 35 años y en mayores de 35 años las cifras llegan a 8 de 10. El estudio muestra que muchas veces la causa del dolor de espalda no es un trauma o accidente sino la acumulación de malos hábitos o posturas.

 

Si quieres disminuirlo o prevenirlo a continuación estas son las

8 causas más comunes:

 

1- Estar sentado encorvado sobre la mesa: una postura inadecuada y la inactividad debilitan articulaciones y columna.
Al menos una vez cada hora, levantarse y caminar.
Sentado, intentar tener la espalda “recta”, la cabeza debe quedar sobre los hombros y no delante. La espalda debe estar alineada, los hombros relajados, con los pies apoyados en el suelo y la pantalla a la altura de los ojos.

corregir postura

 

2 -Tacones altos o demasiado bajos:
Limitar el uso de tacones o zapatos que permiten que el pie se deslace (bailarinas o sandalias).
Es importante que el pie pise con estabilidad y alternar diferentes alturas de tacones y no utilizar siempre el mismo tipo de tacón.

3 – Estornudos demasiado educados:
El movimiento de cubrirnos la cara y girarnos a la vez que estornudamos puede causar daños en los músculos de la espalda en segundos.
Es muy recomendable mantener recta la espalda al estornudar (y tapar discretamente con la mano el campo de acción de la nariz si tenemos alguien delante).

4 – Usar el sujetador inapropiado:
El 80 por ciento de las mujeres no lleva un sujetador apropiado y esto puede causar problemas musculares por una mala postura.
Son recomendables con tirantes anchos o tipo deportivo con una buena sujeción en la espalda.

5 – Tu barriga:

Incluso un par extra de kilos alrededor de la cintura hace que la pelvis se desplace hacia adelante y desequilibre tu postura.
Para evitar los problemas por un exceso de grasa se recomienda practicar deportes cardiovasculares como correr o nadar 45 minutos 3 días a la semana.

 

6 – Estrés:
Cuando sentimos presión los músculos de la espalda se tensan. Los músculos están diseñados para contraerse y relajarse, el problema es que cuando se contraen por mucho tiempo pueden empezar a tener espasmos y doler. El estrés aumenta la hormona cortisol, así que aumenta la inflamación y empeoran las molestias.
Las últimas investigaciones demuestran que el ejercicio suave, como caminar o hacer yoga, es mucho más eficaz en el alivio de dolor de espalda.
Además ayuda a reducir los niveles de estrés.

dolor espalda

 

7 – Smartphones:
Cuando llevamos un rato mirando nuestro teléfono, es fácil adaptar la postura, bajar la cabeza y encorvarse. Esta es una postura que carga muchísimo la espalda, desde las cervicales hasta las lumbares.
Asegúrate de tomar descansos frecuentes.
Trata de mirar hacia adelante en lugar de hacia abajo y/o eleva la pantalla.
Si usas un ordenador portátil o una tablet durante horas, sube la pantalla para quede a la altura de los ojos y no tengas que agachar la cabeza. Para trabajar con el portátil puedes conectarle un teclado externo de manera que los brazos formen un ángulo de 90 grados con el cuerpo.

 

dolor espalda8 – Dormir muchas horas seguidas:
Durante el fin de semana aprovechamos para descansar, pero cuando el cuerpo está en la misma posición demasiado tiempo se pueden desencadenar o agravar molestias.

Disminuye las horas de sueño y duerme una siesta corta, igualmente reparadora.

 

 

 

 

IMPORTANTE: Si los dolores de espalda son frecuentes o tan fuertes que requieren calmantes, ponte en manos de un especialista quiropráctico que realizará exámenes para averiguar que está sucediendo,  y podrá ayudarte antes de que las molestias sean un problema más grave.

Compartir en :

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies