info@puravidaquiropractica.com

(+34) 93 265 05 93

C/ Bruc 71, Bajo - 08009 - Barcelona

SORSI

Galardonado con el premio anual CHIROPRACTIC 2016 SORSI AWARD
por su trabajo con el avance de la Quiropráctica en Europa


Nuevo año: Deseos revolucionarios


TODOS SABEMOS que la vida hay que disfrutarla, al menos sí lo sabemos cuando somos niños, ¿por qué con el tiempo se nos olvida? La edad pertenece más al territorio de nuestra mente que al de nuestro cuerpo. Tanta experiencia, seguridad, conocimiento, aceptación y calma vital deberían ser un fuerte potencial para actuar como un excelente antioxidante frente al deterioro físico.  El ajuste quiropráctico también lo puede ser un buen antioxidante que nos permita mejorar nuestra calidad de vida.

 

Gracias a los ajustes quiroprácticos regulares se  restablece un estado fisiológico normal, cuando hemos entrado en una situación de desequilibrio.

 

¿Cómo se produce este desequilibrio? Pues viviendo, ya que a lo largo de la vida experimentamos dolor, deterioro y también ansiedad (cuyo origen puede ser físico, químico o emocional) que afectan al  correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Una alteración en el funcionamiento del sistema nervioso repercute en el proceso de estrés que produce  oxidación a nivel celular. Este proceso nos predispone a la enfermedad, el envejecimiento y debilita la acción reparadora de nuestro organismo. Podemos revertir este proceso a través de la quiropráctica que potencia la  mejor adaptación al estrés. Los ajustes producen además, un efecto preventivo y de protección a personas sanas que soportan un elevado nivel de estrés fisiológico y emocional en su rutina diaria.

 

En nuestra sociedad se ha mantenido la creencia de que la enfermedad proviene del exterior y debemos defendernos de ella, muchas veces acallando los síntomas únicamente con medicamentos, sin tener muy clara cuál es la causa y qué podemos hacer nosotros para revertir esa situación.

 

¿Qué ocurre si no hacemos caso de los síntomas leves iniciales? Entonces crecen, se hacen más fuertes, se extienden, y cuando ya no podemos más, no nos queda otra que poner atención y  buscar un remedio, aunque sea un poco tarde.

 

Si nuestro cuerpo físico o mental protesta, podríamos darnos ese excelente trato que nos merecemos y escuchar: ¿nuestras articulaciones nos duelen? ¿nos cuesta conciliar el sueño? ¿tenemos dolor de estómago con frecuencia?. Alguna explicación debe haber, ¿verdad? Porque todos sabemos que ese no es el estado original de nuestro organismo. Ahí es donde podemos adquirir una mayor CONCIENCIA CORPORAL, que es lo que el ajuste quiropráctico potencia al enviar señales a nuestro cerebro para corregir la información que no llega correctamente, o llega debilitada. Al prestarle atención al cuerpo y mente obtenemos una mayor vitalidad y mejor concentración, al no permitir la dispersión que nos ocasionan los pensamientos que nos abarrotan, y podemos prevenir lesiones y optimizar todos nuestros recursos físicos.

No olvidemos cuidarnos y disfrutar, como cuando éramos niños…

Compartir en :

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies